Focus group: 24 miradas sobre «La escuela de los estudiantes»

Diálogos sobre una escuela de y con los alumnos

Invitados:  Jorge Apud, Alberto Croce, María Gallardo, Juan Pedro Mir, Bella Montecinos, Sandra Movilla, Samuel Navarro, Yanina Paparella, Alejandro Quecedo, Margarita Sáenz, Andrea Sánchez, Ariana Rodríguez, Ángela Micaela Salazar, Selma Soblechero, Andrea Valle

Equipo al mando:  Manuela Lara, Nilda Palacios, Silvia Perlado, Loli Delgado, Alicia Villas

Anfitriones: P aula Coto, Alfredo Hernando, Carlos Magro

Facilitadora:  Paloma Moruno

Echamos el cierre a la primera temporada del proyecto “La escuela que viene” poniendo énfasis en el esfuerzo que el colectivo docente había hecho por mantener la máxima atención y calidad al proceso de enseñanza y aprendizaje. Hoy abrimos con la incertidumbre de conocer cuál será el horizonte de la escuela en lugares donde el curso escolar se alarga o se inicia en la “nueva presencialidad”. A nadie le es indiferente lo que sucede en la escuela.

Son muchos los temas que en este arranque otoñal podrían quedarse al margen de lo importante, cuando lo urgente secuestra en el día de hoy cada uno de los pasos y decisiones que se toman para y en la escuela, porque la nueva presencialidad, extraña y particular, que arroja distancia en todos los rincones de las comunidades educativas, ha hecho que docentes, familias y alumnado estén en un proceso de adaptación constante a una relación con la escuela quizá más lejana, más intermitente y con muchas decisiones por tomar, como ya apuntábamos en nuestros encuentros digitales.

Nosotros queremos seguir avanzando en lo importante y por ese motivo definimos un ciclo, con su correspondiente encuentro virtual y su Focus Group, en el que los estudiantes fueran los únicos protagonistas, donde nos diéramos la oportunidad de mirar la escuela con ellos y tratar de plantear un proceso de co-creación conjunto para construir la escuela de y con los estudiantes.

Iniciamos este cuarto Focus Group lanzando una pregunta muy sencilla, ¿qué significa para ti participar? Y ellos y ellas tuvieron la respuesta muy clara: DARSE, PLURALIDAD, CRECIMIENTO, UNIDAD, ESENCIA, COOPERACIÓN, OPORTUNIDAD, TRANSFORMACIÓN, COMPARTIR, DAR VOZ, DERECHO.

“Que esta escuela se convierta en una extensión del concepto familia”.

Nuestros alumnos y alumnas tienen claro que una escuela que suscita esa participación plena les coloca en el lado del sujeto responsable que con aciertos y errores forma parte y transforma la realidad a la que pertenece. Una escuela que es capaz de ver múltiples formas de hacer palpable la presencia de su alumnado y que sobre todo se ocupa de que esa presencia se convierta en acción, en voz, en justicia, en inclusión, en cuidados, e incluso,como alguien llega a verbalizar, “que esta escuela se convierta en una extensión del concepto familia”.

Este tercer Focus Group del proyecto “La escuela que viene”, que tuvo lugar el pasado 1 de octubre, nos puso de nuevo encima de la mesa que no podemos transformar el concepto de escuela sin ellos y ellas, que queda un trabajo importante para cambiar la visión que se tiene del alumnado por parte de todos los agentes de la comunidad, y cada vez más con la evidencia de que con y sin la acción directa de la escuela nuestros estudiantes están desarrollando habilidades que les permiten ser críticos con la posición que se les otorga, y activos para hacer posible un lugar diferente. Todo ello nos obliga a buscar de manera comprometida un nuevo enfoque para el rol del docente, la gestión del currículum, la atención a la diversidad y la necesidad de trabajar de manera constante en procesos participativos que les hagan crecer y madurar desde la acción. 

Para el desarrollo de este Focus Group tuvimos la fortuna de contar con las voces de estudiantes que provenían de realidades educativas diversas, representando modelos educativos como el argentino, español, peruano, uruguayo, chileno y colombiano. La metodología de facilitación del Focus Group fue coherente con el propósito de este encuentro y propició que a través de grandes preguntas el diálogo entre ellos generara un excelente intercambio de experiencias y propuestas. Veamos las respuestas más significativas que dieron a algunas preguntas.

¿Cómo es una escuela de los estudiantes?

  • Las escuelas deberían actuar como plataformas para el desarrollo personal y comunitario más allá del horario lectivo, abierta a la comunidad y las iniciativas de los estudiantes.
  • Una escuela de los estudiantes sería una escuela basada en la escucha de los intereses del alumnado. Una escuela donde el aprendizaje se base en la actividad de los alumnos y alumnas y en la interrelación del aula con el entorno social. 
  • Una escuela que introduzca contextos reales de comunicación, de diversificación de las fuentes de información, de intercambio y colaboración. 
  • Una escuela donde las dudas y los temas tabú que sean preguntados por los estudiantes sean conversados en grupo sin ningún tipo de restricción.
  • Una escuela donde se dé más importancia al avance personal del alumnado que a su nota.
  • La escuela donde no solo se trata de aprender unos conceptos, sino también de crearlos. 
  • Una escuela que escuche y atienda las necesidades de aprendizaje de los alumnos y las alumnas. 
  • Una escuela donde los estudiantes encuentren referentes. Es decir, los profesores deberán ser las personas más capacitadas, más formadas, con mayor vocación. Para ello debemos cambiar el currículo de Magisterio e incentivar que entren a la carrera las personas con mejores aptitudes y no al revés
  • Una escuela que prepara a los estudiantes para cuando salgan de la escuela. Es necesario aprender lo que demanda el mercado laboral: excel, programación, hablar en público, creatividad, resiliencia. Una escuela que sabe a qué mundo se incorporarán los estudiantes y los forma en que puedan ser autosuficientes.
  • Lo primordial sería que los estudiantes estén en el centro de la escuela, que se sientan protagonistas de ella.
  • Generar mecanismos de conexión entre alumnado y profesorado, que cohesionen la comunidad, es primordial.
  • Que incluya la voz desde el comienzo en una lógica de participación.

La siguiente pregunta que lanzamos fue: ¿Qué ACCIONES concretas pondrías en marcha para construir esa escuela de los estudiantes?

  • Fortalecimiento de la formación inicial y continua de los docentes. Además de estar reguladas por políticas públicas es necesario pensar en una nueva normativa que regule la actividad docente.
  • La escuela ha de sacar al alumno de su mundo y conducirlo hasta lugares donde no habría llegado, a través de proyectos que trabajen en la línea de lo que vale la pena realmente aprender en un mundo cambiante y desigual. 
  • Identificar en el entorno inmediato elementos relacionados con el currículo y realizar en torno a ellos proyectos culturales, de justicia social, etc. que tengan una continuidad más allá del aula. 
  • Abrir espacios para la iniciativa estudiantil. ¿Por qué no dejar a los alumnos realizar un seminario o conferencia?. Es necesario poner recursos a disposición estudiantil para sus proyectos. 
  • Tener diversos espacios en donde se puedan llegar a usar varios métodos de aprendizaje los cuales les den libertad tanto al docente como el alumno.
  • Implementar actividades que deban ser realizadas fuera de la institución educativa, que además apoyen el aprendizaje (concursos, proyectos de municipalidades, creación de proyectos tanto de la misma institución como los del alumno…). 
  • Tener diversos espacios en donde se puedan llegar a usar varios métodos de aprendizaje que den libertad tanto al docente como al alumno.
  • Ceder una parte del proceso educativo a los propios alumnos, ya sea mediante propuestas de actividades, métodos o incluso contenidos. 

Valga esta selección de ideas para contemplar con admiración que el proceso pedagógico les pertenece a nuestros estudiantes, que tienen mucho que hacer y decir sobre él, que todas las aportaciones que nos comparten nos conectan con la necesidad de que este espacio que hemos abierto sea algo cotidiano en las escuelas que ellos vivan. La escuela que viene sólo puede ser la escuela de y con los estudiantes.

Fundación Santillana

Si te ha gustado, ¡ayúdanos a correr la voz!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Posts relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe en tu email un resumen mensual con las últimas novedades del proyecto

Deja un comentario

siete + doce =